La normativa que rige el cultivo ecológico excluye todo tipo de tratamientos con productos químico-sintéticos (herbicidas, pesticidas y abonos). También limita el uso de cualquier producto que pueda dejar un residuo en el medio ambiente.

Las características del Priorat, sus suelos, las fuertes pendientes y el microclima ofrecen algunas ventajas y algunos inconvenientes para la viticultura ecológica. En el lado negativo, las fuertes inclinaciones de los costeros viejos hacen muy difícil el control de hierbas, que, tradicionalmente, se ha solucionado en la zona con el uso de herbicidas. Ya que esta opción no existe para los productores ecológicos, lo tratamos labrando el terreno con pequeños “tractores oruga”, que pueden soportar pendientes mucho más marcadas que los tractores convencionales, y desbrozando manualmente con desbrozadoras mecánicas.

No obstante los suelos pizarrosos de llicorella y el microclima local hacen del Priorat un candidato idóneo para la viticultura ecológica: : la baja pluviometría (350 litros/año), baja humedad, temperaturas altas y buena ventilación hacen que tanto el mildiu como otras infecciones por hongos sean muy escasas. Por lo tanto, se requieren muy pocos tratamientos con cobre, dejando que el tratamiento principal sea con azufre en polvo. El cochylis (polilla del racimo), se trata con el bacillus thuringiensis.

Los abonos químicos tampoco no están permitidos por la normativa del cultivo ecológico. En zonas más llanas y fértiles, se utilizan abonos verdes – hierbas plantadas entre fila y fila de cepas en invierno para estabilizar el suelo -; pero, dadas las fuertes pendientes del Priorat, esta práctica no es viable, dejando sólo el uso muy localizado de abonos orgánicos en las plantaciones más jóvenes.

Mas Igneus fuimos pioneros de la agricultura ecológica en el Priorat, trabajando con agricultores de Poboleda para convencerlos de los méritos de la viticultura ecológica. Seguimos siendo su principal exponente en la zona.

Todos nuestros vinos, 100% ecológicos, están controlados por el CCPAE (Consell Català de la Producció Agrària Ecológica). Es un órgano de control público adscrito a la Subdirecció General d’Agricultura de la Generalitat de Catalunya. Está dotado de un cuerpo de inspección y certificación que se encarga de vigilar el cumplimiento de la Normativa europea 2092/91referida a productos ecológicos.

Close
Go top